Citas

El trabajo entrometido

Citas de hombres buenos si rroco

Durante el añoestaba inmersa en una investigación sobre la madre homicida y el mito del instinto materno. En ese entonces trabajaba como investigadora para el Sistema Estatal Penitenciario del estado de Sonora en México. El Director estuvo de acuerdo, pero en lugar de darme el medio de transporte que yo solicité para mi traslado, lo que me dio fue un documento oficial donde me nombraba Directora del Penal Femenil de ese lugar. Durante mi investigación y entrevistas con las madres homicidas, la Comandante me informó de un problema difícil que teníamos con las aventuras amorosas de las internas. Así, la Comandante me comunicó que teníamos dificultades debido a las relaciones eróticas, los disgustos, pleitos, amenazas y la escasez de espacio para poner entre ellas una saludable distancia. Fue al término de mi investigación con madres homicidas que inicié una investigación sobre cómo vivían su sexualidad las mujeres privadas de libertad y compurgaban sentencia justamente en este Cereso femenino. Mujeres, le dije, que tengan una relación amorosa con otras mujeres, que estén dispuestas a conversar conmigo sin ocultarlo, con las que sea posible hablar del tema con serenidad, confianza y delicadeza. La lista que me dio no superaba los quince; quince nombres de internas con las que podría hablar como necesitaba hacerlo.

8 de marzo

Y es por eso que el amor suele suceder a la hora de acostarse. Ya nos hemos quitado la ropa, lavado los dientes y echado en posición horizontal: ahora y alone ahora la magia sucede. Si lo piensas bien, es una forma triste y aburrida de estructurar la biografía sexual. Dejamos que la lógica económica del día a día decida por nosotros.

Art-for-all.eu more depende de ti

Barricade Si hablamos de sexo desde el punto de vista de un macho seguramente lo mejor es recurrir a un experto estudioso del tema como Woody Allen. El cineasta siempre ha hablado del tema abiertamente. El excedente de los humanos lo pensamos, empero Allen lo dice y con una inteligente ironía a la que pocos llegan.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *