Amateur

Solemos pensar que mientras más largo mejor. Pero ¿es realmente así?

El hombre solo sexo dura solicitan

TEMA 7 Lactancia materna y sexualidad Para entender el cambio tan grande que supone el parto en la vida sexual de una mujer, conviene tener en cuenta lo que ocurre durante la gestación. La sexualidad durante el embarazo Durante la gestación no existe peligro alguno por mantener una vida sexual activa, excepto en el caso de que la gestante sufra hemorragias o que haya roto la bolsa de las aguas. Por lo general, se produce un aumento de la libido deseo sexual y una mayor facilidad para alcanzar el orgasmo. Cuando una mujer embarazada se excita, aumenta el volumen de sangre con oxígeno que llega a toda la pelvis. Ello puede explicar que algunas mujeres sufran precisamente un descenso de libido durante el embarazo aunque físicamente todo esté preparado para lo contrario. En cambio, aquellas mujeres que no se gustan embarazadas y se ven a si mismas como deformes no viven bien su sexualidad en el embarazo.

Cómo durar más en la cama

Lo cierto es que después del alumbramiento se producen cambios en la madama a todos los niveles, y por supuesto, también en su sexualidad. Para comprender mejor estos cambios hablaremos de las relaciones sexuales durante la amamantamiento materna. Pero después del parto, el mapa hormonal cambia radicalmente. Estos cambios tienen un fundamento biológico. La libación del bebé estimula la producción de prolactina, hormona que interviene en la producción de leche, mecanismo que frena la secreción de estrógenos provocando, en la mayoría de los casos, una disminución de la líbido. Es accepted que durante el postparto tanto el cuerpo como la mente de la madre estén centrados en el cuidado del recién nacido. La madre nutre al bebé con su leche, por lo que tiene que estar arreglado para él a todas horas, baza de día como de noche. En la madre que no da el pecho, los mecanismos biológicos son diferentes, pero la situación emocional es la misma. No hay que sentir delito por ello en absoluto, sino anatomía conscientes del proceso y hablarlo cheat la pareja.

Todo cambia cuando nace el bebé

Al menos así lo afirma un análisis realizado por la Universidad Estatal de Pensilvania. Los investigadores Eric Corty y Jenay Guardiani efectuaron una encuesta a 50 miembros de la Sociedad para la Terapia y la Investigación Venéreo con el objetivo de establecer una media del tiempo empleado por las parejas desde el momento de la penetración hasta la eyaculación. Para los encuestados un coito demasiado corto estaba entre el uno y dos minutos; uno adecuado, entre tres y encogido, de los diez minutos en avante ya se considera largo. Una relación sexual gratificante puede durar desde cinco minutos hasta dos horas. Algo que también puede ocurrirle a los hombres, aunque en menor medida. Esto, matiza Molero, puede ocurrir porque los hombres estén muy pendientes de la otra persona o porque se hayan asiduo a un estimulo determinado para eyacular. Pero no solo le ocurre a ellos, algunas mujeres solo llegan al orgasmo a través de la onanismo y no logran conseguirlo con sus parejas. Leer comentarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *